Blog

Todo lo que necesitas saber sobre la abdominoplastía

INNO-11-1-1024x683
Blog

Todo lo que necesitas saber sobre la abdominoplastía

Abdominoplastia, la nueva solución para un vientre plano después de la flacidez.
Cada vez son más las mujeres que se atreven a ingresar al quirófano para mejorar su figura y más si se trata de un abdomen plano: “el sueño de muchas mujeres”.

La Abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico estético que consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular.
Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos; este procedimiento no es para eliminar grasa en exceso, si no, para eliminar la piel flácida y moldear de manera permanente, consiguiendo un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.
También es útil para la eliminación de estrías y exceso de piel debajo del ombligo. No obstante, las estrías fuera de esta zona no desaparecen con la reducción de abdomen


Puedes pensar en una reducción de abdomen si:

  • Tienes exceso de piel alrededor del ombligo.
  • La pared abdominal en el bajo vientre es débil.
  • Te realizaron antes una cesárea y tienes retracción cicatricial.

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico.
Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial.
También puede mejor la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada.
Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste.
Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada o las cicatrices pueden cambiar de posición. 

Existen algunas técnicas diferentes para realizar este procedimiento, esto dependerá de la valoración del paciente y las necesidades de su cuerpo.


A continuación te explicaremos algunas: 

Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical: si en la región inferior al ombligo hay un leve exceso de piel y grasa se practica la cirugía plástica abdominal. En este procedimiento el ombligo no se toca.

Miniabdominoplastia con desinserción umbilical: esta abdominoplastia está indicada en personas en una situación similar a la anterior, pero un exceso moderado de piel en la región que se encuentra por encima de la región umblical.

Abdominoplastia con cicatriz vertical: cuando sobra más piel que en los casos anteriores, separan el ombligo de la piel del paciente y después la resecan y sacan de nuevo el ombligo. Los pacientes que se someten a dicha operación suelen quedarse con una cicatriz vertical pequeña encima de la zona.

Abdominoplastia en flor de Lys: esta variedad se practica solamente en los casos en los que sobra demasiada piel.

Abdominoplastia clásica o standart: para los casos en los que sobra mucha piel cogen la sobrante de la región umbilical y la unen con el pubis y las inglés. La marca que resulta de la operación suele ser fácil de disimular.

Abdominoplastia con extensiones laterales: esta intervención sirve para corregir los excesos que hay en los lados del abdomen.

Abdominoplastia circunferencial o contornoplastia: indicada en situaciones en las que una persona pierde mucho peso de forma exagerada y le sobra piel por todas las regiones. En estas la cicatriz se prolonga por encima de las nalgas.

 Abdominoplastia inversa o ascendente: en estas cirugías plásticas abdominales, el exceso de piel se localiza en la zona por encima del ombligo. Éste se une a las mamas, aprovechando para aumentar su tamaño.

¿Cuál es el precio de una Abdominoplastia en Guadalajara?A partir de la valoración se puede crear un presupuesto; recuerda que es importante siempre dejar tu salud en manos de un médico certificado como el Dr. Lázaro Cárdenas.
El costo de la abdominoplastia oscila entre los 60 mil pesos hasta 70 mil con un medico certificado, como es el caso del Dr. Lázaro Cárdenas Camarena, para un costo más exacto te invitamos a llamar al (33) 39445175 o visitarnos en Av. Verona Nº 7412 en Zapopan, Jalisco o escribirnos a nuestro correo electrónico drlazaro@drlazarocardenas.com y con gusto podremos darte un presupuesto.

¿Cuáles son los beneficios de la abdominoplastia?

  • Se retira el exceso de piel y grasa del abdomen.
  • Se reduce la cintura, mejorando el contorno corporal.
  • Se terminan las irritaciones que se originar con el roce de la piel.
  • La cicatriz se realiza en la parte baja del abdomen y queda escondida debajo de la ropa interior.
  • Los resultados suelen verse de inmediato, a pesar de que se debe esperar algunos meses para tener el resultado final, siempre que se sigan las indicaciones del especialista.

Si ya tome la decisión de realizarme una Abdominoplastia en México; qué debo hacer…

Primero que nada busca un Cirujano plástico certificado, en la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A.C. (AMCPER) podrás conocer algunos médicos reconocidos que te darán la mejor valoración para que tu estés segura en cualquier momento de este procedimiento como es el caso del Dr. Lázaro Cárdenas Camarena.
En la cita de valoración el cirujano plástico evaluará su estado de salud, determinará la extensión de la acumulación de grasa en la región del abdomen y el tono de la piel.
Es muy importante mencionar hasta el más mínimo detalle como si eres fumador, si estas tomando alguna medicación o vitaminas; Debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para solucionar el problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.
Si por ejemplo sólo tiene acumulación de grasa en la zona debajo del ombligo, puede ser suficiente la realización de un procedimiento menos complejo denominado mini-abdominoplastia, que precisa una estancia menor en la clínica y se realiza en menos tiempo.
En otros casos, ya se vaya a realizar una abdominoplastia completa o una mini-abdominoplastia, puede asociarse una liposucción de las caderas que mejore la silueta corporal de manera más armónica, incluso, pueden resolverse únicamente realizando liposucción del abdomen.
En cualquier caso, el cirujano plástico determinará cuál es el procedimiento óptimo que le proporcione una silueta corporal más adecuada.
Durante la consulta, el cirujano plástico también le explicará cuál es el tipo de anestesia que empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención.
Después el cirujano te pedirá unos estudios pre operatorios para completar tu historia clínica y aunado a ello te dará una receta de medicamentos; también dependiendo el caso, será necesario acudir a una consulta con un anestesiólogo, sobre todo si se trata de una primera cirugía ya que el tipo de anestesia más empleado para realizar una abdominoplastia es la anestesia general, durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía. En algunos casos, sobre todo en la mini-abdominoplastia y en la liposucción abdominal se puede emplear anestesia local más sedación, de manera que durante la cirugía usted estará despierto pero relajado, y la región del abdomen queda insensible al dolor (en ocasiones puede sentirse alguna molestia). 

Toma en cuenta estos consejos antes de la abdominoplastia:– Evitar el tabaco, éste puede traer problemas de sanación lenta.
– Intentar mantener un peso estable los seis meses antes del procedimiento.
– Mantener una correcta hidratación de la piel abdominal.
– No consumir medicamentos ni comidas (como los ajos), que puedan alterar la coagulación de la sangre, al menos diez días antes.
– Hacer un chequeo antes de la operación para descartar hernias u otros problemas que puedan ocasionar dificultades en el procedimiento.
– Debes tomar anticoagulantes antes de la abdominoplastia, para evitar la formación de coágulos.

¿Cómo se llevará a cabo la cirugía?

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesariay una mini-abdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas.
La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis, después se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo , que en algunos casos puede ser descendido al estirar la piel.

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales, estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha.
La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpa da; el ombligo se coloca en su nueva posición; Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida. En la mini-abdominoplastia, la piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.


Después de la abdominoplastia…

Tras el paso del paciente por el quirófano, éste puede permanecer ingresado en el hospital entre uno y dos días para recuperarse, en este periodo los expertos le pondrán una protección abdominal, que suele ser una faja.

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación.

El cirujano plástico dará instrucciones para ducharse y cambiarse los vendajes.

A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible.
Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 ó 3 semanas.

El vendaje se sustituirá por una faja abdominal.

Existen algunos consejos para ayudar a la recuperación como caminar encorvado, de esta manera podrá reducir la tensión que se genera en la cicatriz del abdomen durante los primeros días tras tratamiento, es preferible evitar las fluctuaciones en el peso del paciente, tratar de mantener un hábito adecuado para la hidratación de la piel y realizar periódicamente ejercicio para fortalecer la región.

Los primeros 15 días se debe estar en reposo relativo, sin realizar esfuerzos; No se puede conducir, fumar, beber alcohol o tomar el sol, no realizar actividad física por un mes y se recomiendan sesiones de masajes linfáticos para ayudar a la recuperación.

Las cicatrices pueden dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación; esto es normal.

Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare, a pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas no serán visibles, incluso cuando se lleve bikini o bañador.

La abdominoplastia, ya sea completa o mini-abdominoplastia, proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa.

En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico. 

En cirugía plástica abdominal, al igual que cualquier operación, tiene riesgos asociados de forma general que se pueden reducir con el debido cuidado como:

  • Infección.
  • Hematomas.
  • Cicatrización anómala.
  • Riesgos derivados de la anestesia, como una leve confusión mental después de despertarse o sufrir daño en las cuerdas vocales.

Además de éstos, la abdominoplastia tiene unos peligros concretos, como:

  • Complicaciones pulmonares o de la cavidad abdominal (son poco frecuentes).
  • Acumulaciones de líquido.
  • Pérdida de piel que aumenta el tamaño de las cicatrices.
    Posiciones extrañas del ombligo.
  • Alteraciones de la sensibilidad de la piel.

Es muy importante saber que la abdominoplastía no debe realizarse en pacientes con problemas de coagulación, menores de edad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni para quienes sufren enfermedades crónicas descompensadas como, diabetes, enfermedades autoinmunes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, obesidad y en fumadoras o personas con problemas de alcoholismo.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare
Wishlist 0
Open wishlist page Continue shopping